5G, Cloud y nuevos modelos de negocio serán claves para cubrir demanda que se generará en los próximos años.

Nokia LogoLa demanda de contenidos digitales de parte de los consumidores y empresas superará la capacidad de los operadores de telecomunicaciones para cubrirla. Se prevé que para el 2020, 67% de la demanda de consumo prevista en nivel mundial se podría cubrir a través de Wi-Fi. De acuerdo con un estudio de Nokia Bell Labs, 14% adicional de dicha demanda se podrá cubrir con banda ancha móvil, considerando la tasa de adopción actual de 3G, 4GLTE y Small Cells y los despliegues iniciales de nuevas tecnologías como 5G. Así, la brecha de demanda de 19% de tráfico que no se podrá cubrir entre hoy en día y el 2020.

El estudio se dentificaron cinco áreas de uso clave de parte de los usuarios: conexiones streaming, computación, almacenamiento, juegos y comunicaciones, y se indica que los servicios de audio y de conexiones streaming de vídeo tendrán una mayor contribución al aumento de la demanda de tráfico en los próximos años y representarán 79% del incremento total del tráfico en 2020.

Nokia Bell Labs indicó que el factor emergente en la ecuación de la red es el Internet de las Cosas (IoT), y se prevé que el número de dispositivos conectados a IoT pase de 1,600 millones en 2014 a un volumen comprendido entre 20,000 y 46,000 millones de dispositivos en 2020.

El uso de IoT generará un volumen de tráfico de señalización mayor. El número de conexiones de red diarias será de 16 a 135 veces superior en 2020 y será tres veces superior al número de conexiones iniciadas por las personas.

El estudio revela que la manera de cubrir la demanda insatisfecha será una evolución más acelerada a 5G y a tecnologías Cloud, como la Virtualización de las Funciones de las Red (NFV) y Redes Definidas por Software (SDN), y la adopción de modelos de negocio para abordar la cobertura de la demanda adicional.

Se destaca que en 2020, la demanda de consumo global de servicios y contenidos digitales en los dispositivos portátiles y móviles aumentará de 30 a 45 veces superior en comparación con 2014

La demanda de consumo que no se podrá atender en las diferentes áreas geográficas del mundo, varía de 3  36%, con un promedio global de 19%.

La mayoría de las conexiones streaming, entre 66 y 74%, procederá de las redes de los hogares, impulsadas por un mayor volumen de contenidos y nuevas televisiones, tabletas y smartphones de mayor resolución y dimensión.

Los servicios basados en realidad virtual no serán un componente relevante del crecimiento del tráfico en los próximos años, pero se prevé que impacte la demanda entre 2020 y 2025.