El mercado de prepago se reconfigura en los hábitos de consumo, representando una caída anual en el ingreso promedio por usuario de 5.7% en el primer trimestre del 2016.

Los usuarios de prepago aumentaron 0.9% en 2015, con 90.4 millones de líneas; esta cifra está por debajo del incremento en la base de usuarios de Postpago equivalente a 10.1%, durante el mismo periodo. La reducción en precios y la oferta de una canasta de servicios más diversa ha alcanzado a los usuarios de Prepago, señala The Competitive Intelligence Unit. comparativo prepago

En los primeros meses de este año, los operadores de telecomunicaciones móviles han introducido nuevas ofertas en prepago, enfocadas, como lo habían hecho en planes de renta, paquetes ilimitados de voz y mensajes cortos.

The CIU precisa que antes el usuario de prepago desconocía la canasta de servicios a la que tendría acceso con el monto de saldo abonado a su línea. Al introducir estas ofertas, el usuario puede conocer el número de minutos, SMS y MB o GB de navegación, que se pueden usar con la recarga y el periodo de vigencia.

Se estima que la penetración de smartphones en el país, que al cierre de 2015 totalizaba 71.6% de las líneas móviles, y la reducción de costos operativos derivados de la migración a redes de última generación (4G), detonaron que la diferencia entre las ofertas comerciales se centre en la capacidad de Internet móvil que se ofrece.

El mercado de recargas generó ingresos de $113.6 mil millones de pesos (45.5% del total de ingresos móviles) durante 2015, con una caída de -6.1% en términos anuales.

Los nuevos paquetes han impactado en los hábitos de recarga de los usuarios, incentivando a que se realice un esfuerzo por abonar una recarga de mayor monto, para tener una mejor canasta de servicios por un mayor periodo. Esto es aplicable principalmente a clientes de Movistar y AT&T, que reciben en promedio una oferta de datos móviles 136% mayor que la ofrecida por Telcel.

The CIU prevé que las nuevas ofertas impacten positivamente al detonar un mayor dinamismo en el mercado y logrando la incorporación de usuarios que antes no tenían acceso recurrente a los servicios en razón de las elevadas tarifas existentes o por no cumplir las condiciones crediticias para acceder a un paquete de Postpago.