Microsoft Flight Simulator llega a Xbox Game Pass para PC (Beta), Windows 10 y Steam el 18 de agosto. Te permitirá visitar todos los lugares del mundo.

Al crecer, mi hermano y yo compartíamos un cuarto con una litera. De vez en cuando, sacábamos el colchón de abajo, instalábamos la computadora familiar debajo del colchón de arriba, tomábamos un par de sillas para hacer nuestra cabina y jugábamos Flight Simulator, uno en el teclado y el otro con la palanca de vuelo. ¡Era un juego bastante inmersivo para un par de niños!

La mejor parte era invitar a nuestros vecinos, convencerlos de que nos conectáramos remotamente a un avión volando con nuestra configuración de alta tecnología, salir corriendo y ver un avión volando por los cielos y decir: ¡Ahí! ¡Mira! ¡Un avión igual al que estamos volando nosotros!

 

PC Pilot Globe IFRMap3

En ese tiempo, los gráficos —junto con nuestra increíble cabina bajo la litera— eran lo suficientemente convincentes como para venderle la ilusión a un grupo de alumnos de primer grado. Con la calidad y atención al detalle del nuevo título de Microsoft Flight Simulator, estoy convencido de que habríamos engañado a algunos adultos. Consíguelo en preventa en Microsoft Store (Argentina, Chile, Colombia y México).

Base central

Al haber experimentado Microsoft Flight Simulator por última vez hace un año con un complemento completo de hardware de vuelo y un potente equipo de PC en un evento de demostración, estaba muy emocionado por ver cómo me iría con mi modesta laptop para juegos y la palanca de mando Thrustmaster. Los avances cinematográficos y la experiencia previa con el título me mostraron un juego verdaderamente deslumbrante. Y claro que no es ningún secreto que cuanto mejor sea el hardware de tu computadora, mejor se verá y funcionará el simulador.

Mi equipo personal es una laptop Asus ROG Zephyrus M con GPU GTX 1060, una CPU Intel i7-8750H y 16 GB de RAM. De forma predeterminada, Microsoft Flight Simulator considera mi máquina “High-End” y he podido volar en esta configuración sin problemas para controlar mi nave, despegar o aterrizar, y el simulador se ve muy bien aun en movimiento.

Mi palanca de vuelo Thrustmaster T16000M FCS fue reconocida y asignada sin necesidad ajustes manuales ni nada en absoluto (¡genial!). Durante el vuelo, los comandos situacionales en pantalla me permiten saber qué botón controla el tren de aterrizaje, las aletas, los frenos y la compensación. Por lo tanto, en lo que respecta a la compatibilidad y soporte de hardware, todo fue simplemente maravilloso.

Elige tu propia aventura

Cuando juegas MSFS por primera vez, encontrarás el Mapa mundial (también conocido como Vuelo libre), un evento en vivo (un desafío de aterrizaje de la tabla de clasificación en línea), Entrenamiento de vuelo, Actividades y Noticias. En el mapa mundial, elige un avión, una pista de salida, un destino, las condiciones de vuelo y presiona Volar. Es lo más directo para despegar lo más rápido posible.

Una de las cosas que más disfruté cuando probé Microsoft Flight Simulator es su invitación abierta para ver y volar a donde quieras desde el principio. La invitación puede ir desde un viaje de exploración o “Bush” en un Cub hasta acrobacias aéreas en Pitts, aterrizajes acuáticos en un Icon A5 o despegar desde aeropuertos internacionales en grandes aviones como el Airbus A320. No requerirás nada para saltar o desbloquear niveles, aunque si te recomiendo tomar el ‘Entrenamiento de vuelo con el Cessna 152’. El tutorial visual guiado por voz es excelente para proporcionarte todo el conocimiento necesario.

Después volé desde diversos lugares de partida, desde Seattle hasta Hawái, desde París hasta San Francisco, así como en pequeñas excursiones para ver la representación exacta de algunos de mis lugares favoritos en el mundo. El exceso de opciones puede resultar un poco abrumador en las primeras horas de Microsoft Flight Simulator, pero en realidad es algo fabuloso, y tendré que comprometerme con mis rutas de vuelo para mejorar mis habilidades de pilotaje. Los patrones de navegación y vuelo adecuados todavía me cuestan trabajo, pero las dominaré con el tiempo. Mientras tanto, sigo recorriendo el mundo.

 DetailAndFidelity15

Diversión y juegos

Si estás en busca de una experiencia más estructurada, la encontrarás en Actividades. Actualmente, los desafíos de aterrizaje y los viajes Bush o de exploración están disponibles en Microsoft Flight Simulator. Los desafíos de aterrizaje te ayudarán a lograr aterrizajes perfectos en una variedad de condiciones en varios aeropuertos, desde ubicaciones ‘famosas’ como Río de Janeiro y Nueva York o ubicaciones ‘épicas’ como Nepal y Honduras hasta lugares con ‘fuertes vientos’ como Nueva Zelanda e Irlanda. Esos aterrizajes implican grandes desafíos y, en muchos casos, podría resultar un tanto desalentadores, incluso cuando juegas con un modo de vuelo más indulgente. Los desafíos de aterrizaje también te brindarán una excelente vista previa de algunas de los lugares que podrás visitar en el Mapa mundial.

¡Los viajes Bush son una modalidad completamente diferente! Estos te permitirán volar a través del sistema Visual Flight Reference (VFR), por lo que dependerás de la navegación central y de los puntos de referencia topográficos para asegurarte de que vas en la dirección correcta. Gracias a la precisión del motor mundial de MFS, tendrás una experiencia auténtica VFR. Si te resulta poco familiar el paisaje, no te preocupes, pues el mapa VFR contará con la función “Volver a la pista” guiándote hacia la dirección correcta para que no te pierdas en los cielos de la Patagonia, Nevada o los Balcanes (las ubicaciones disponibles actualmente en los viajes Bush).

¡Vive la experiencia de volar!

En la vida real, no tengo experiencia como piloto, por lo que solo puedo imaginar que la representación del modelo de vuelo en Microsoft Flight Simulator es exacta. Sin embargo, puedo decir que hay una diferencia muy notable entre volar un Airbus A320 (avión comercial), un Aviat Pitts Special S2S (avión para acrobacias) y un Cessna 152 (entrenador). Realmente puedes sentir el peso de la aeronave, desde los giros hasta el empuje/arrastre del motor al ajustar el acelerador. Me dan ganas de probar todas las aeronaves para encontrar mi favorita, que por el momento es el Cessna 152, ya que su manejo fue muy sencillo desde el principio.

Existe una gran variedad de configuraciones de Asistencia (All Assists, Middle-Ground y True to Life) para el modelo de vuelo disponible en el simulador. Desde el pilotaje hasta sistemas de aeronaves y asistencia de navegación, encontrarás muchos ajustes y opciones para encontrar la experiencia de vuelo más cómoda o desafiante.

Mejoras continuas

Desde mi última experiencia en 2019, Microsoft Flight Simulator ha experimentado muchas mejoras estables. Muchas de ellas son pequeños ajustes que te ayudan a tener una mejor experiencia, como clima en tiempo real mejorado, mejor iluminación nocturna, simulación de agua mucho más realista en la que el viento choca con las olas, detección exacta de árboles y bosques. También cuenta con entornos mejorados, donde todo es increíblemente realista, desde la altura de casas y edificios hasta el detalle de la hierba. Cada elemento del simulador ha sido creado con grana atención al detalle; es increíble ver el nivel de acción que ofrece.

Las aeronaves también lucen increíbles, desde el inmenso Boeing 747-8 Intercontinental, hasta el Zlin Aviation Savage Club. Cada uno tiene cabinas completamente modeladas con todos los instrumentos de navegación. Es un verdadero despliegue de tecnología. Esta gran atención a los detalles te ayudará a que tu experiencia en Microsoft Flight Simulator se vea lo más realista posible durante el vuelo.

Cielos azules

Con el lanzamiento a solo unas semanas de distancia, los otros puntos que los equipos de Microsoft y Asobo, quieren dejar en claro es que este es solo el comienzo de la aventura en Microsoft Flight Simulator. En el lanzamiento, la simulación estará completa y contará una representación de todo el planeta, incluidos 37 mil aeropuertos, 20 aviones en la edición Standard y 30 en la edición Premium Deluxe; sin embargo, son los paisajes los que te brindarás grandes experiencias en el simulador de vuelos virtuales.

Encuentra más aeropuertos, soporte de modos, actualizaciones mundiales y aeronaves adicionales como planeadores y helicópteros en la hoja de ruta. También, contarás con soporte de realidad virtual en otoño, encuéntralo primero en el HP Reverb G2. Además, TrackIR contará con soporte de control de cámara de 6 grados (6DOF) lo que te permitirá experimentar Microsoft Flight Simulator de manera mucho más inmersiva.

Y qué seria del regreso de este maravilloso clásico sin los maravillosos cielos azules. Encuentra Microsoft Flight Simulator en Xbox Game Pass para PC (Beta), Windows 10, y en Steam el 18 de agosto. También, consíguelo en preventa en Microsoft Store y Steam (Argentina, Chile, Colombia y México).