Blog

La idea errónea de que trabajar en el sector de la tecnología es exclusiva de los hombres, no sólo es mala para las mujeres, sino para la sociedad en su conjunto, incluidas las propias empresas.

El mensaje subyacente de Kessler es que la tecnología seguirá siendo un “multiplicador de fuerzas,” también – no simplemente en la manera que la usamos en nuestra vida diaria – sino en la forma que impulsa el crecimiento económico global.

Los pagos son un elemento clave para mejorar la experiencia de compra de los usuarios y priorizar ese proceso es crucial para generar lealtad; para la mayoría de los consumidores considera que un proceso de pago en un clic pudiera aumentar su fidelidad a una marca.

Las empresas tendrán una paleta creciente de opciones a su disposición para facilitar la gestión de la carga de trabajo, acelerar la implementación de aplicaciones, garantizar la máxima seguridad, explotar tecnologías aditivas como Edge y más.

La gestión y los perfiles de los vendedores deben evolucionar. En la mayoría de las empresas los vendedores son quienes ejecutan la estrategia en Trade Marketing, por ello, los equipos de ventas se convierten en un pilar fundamental en la ejecución. 

Todo el reconocimiento y nuevas oportunidades que están teniendo las mujeres hace que la industria tecnológica se más incluyente y crezca con equipos más diversos, multidisciplinarios y nuevos estilos de liderazgo.

Es impactante la forma como la percepción del consumidor en línea puede volverse negativa, si el comercio no aporta un método rápido y eficiente para entregar la factura, ya que es necesario tener en el mismo mes, los comprobantes para tener al corriente la contabilidad.