El fabricante habla del comportamiento de los datos y cómo evolucionarán las soluciones durante 2016.

Netapp logoCada año el número de datos e información a almacenar se incrementa ¿cómo almacenará, trasladará y protegerá tanta cantidad de datos? NetApp indica que sus soluciones permiten controlar el crecimiento de datos para incrementar el uso del almacenamiento, recuperar la capacidad y mejorar el rendimiento de TI.

NetApp precisa que las necesidades evolucionan así como la tecnología, de manera que presenta su visión sobre el futuro del almacenamiento de datos y lo que sucederá durante 2016.

1.       Los sistemas de sólo almacenamiento HDD no sobrevivirán.  En 2016, el efecto de los sistemas de almacenamiento SSD de alto rendimiento de bajo costo se sentirá en todo el mundo, ocasionando la desaparición de la unidad central de la época (HDD). Gracias a la fiabilidad en aumento, los sistemas de almacenamiento de nube y SSD formarán el equivalente en 2016 del nuevo ecosistema en evolución.

2.       No todos los SSD serán de flash. El acelerado transporte de datos en los últimos 50 años se ha dado a ritmos muy acelerados, y en 2016 veremos motores SSD impulsados ​​por tecnologías tales como RRAM, XPoint 3D, ST-MRAM.

3.       La poderosa unidad de disco pequeña no va a desaparecer. Durante el 3er trimestre de 2015, alrededor de 119 millones de discos duros fueron entregados a clientes, mientras que los de SSD representaron aproximadamente 26 millones de unidades, de las cuales 3.1 millones eran de clase empresarial. Los SSD ganan mercado frente a los discos duros pero aún hay mucho por recorrer. Para el almacenamiento en frío, almacenamiento en la nube, y el almacenamiento de PC, sigue siendo difícil de superar la economía de los discos duros. Para el año 2016, se prevé que se vean los discos duros cruzando el umbral de 10TB, y los SSD en el rango de 4TB. Aunque los SSD encontraán su camino en aplicaciones de alto rendimiento, a finales de 2016, tendrán un costo de 3 a 5 veces mayor que sus homólogos de disco duro (sobre una base prima de costo por TB).

4.       La gran y poderosa nube no va a desaparecer. En 2015, la Nube pública alcanzó su punto de masa crítica, alcanzando un tamaño inmenso y en 2016 incrementará más. Sin embargo, el movimiento de datos a la Nube y las aplicaciones que se ejecutan pueden traer beneficios empresariales para convertir a las empresas en entidades que actúan más rápido, reduciendo costos e incrementando la competitividad.

5.       El Data Fabric brinda soluciones para la nube.  Las nubes públicas son la versión actual de la Torre de Babel. Para aprovechar todo el potencial, debe de haber una manera de manejar y mover datos entre ellas, situación que la soluciona Data Fabric.