Para atender el creciente tráfico en las redes, se recomienda el uso de soluciones que optimicen el flujo.

El volumen de datos seguirá exigiendo cada vez, mejores y más veloces servicios de banda ancha, lo que significa un reto para los operadores y el sector de telecomunicaciones. Hoy, el comportamiento de los consumidores de la red ha cambiado drásticamente; así, los Supernautas realizan compras y pagos en línea, se conectan a redes sociales todo el tiempo y están informados sobre las novedades en gadgets, su cuenta bancaria, deportes y otros servicios; es decir, utilizan al máximo las herramientas de Internet.

Alberto Ríos, Director de Preventa Técnica de Alcatel-Lucent, precisó que el fabricante propone soluciones tecnológicas como como Small Cells (Celdas Pequeñas), GPON (Fibra al Hogar), Vectoring y Redes Ópticas Dorsales, para optimizar las redes IP y de ultra-banda ancha, que permitirán al operador hacer un uso más óptimo de los recursos de la red, proveer herramientas para administrar un mayor volumen de transacciones y mejorar la experiencia del usuario.

Analistas de la industria indican que en nivel mundial para el año 2020 habrá más de 20,000 millones de dispositivos inteligentes conectados a la red; que en el 2014 más de 80% de nuevo software estará disponible como servicio en la nube y que en el 2015 aproximadamente 58% del tráfico en Internet será utilizado para servicios de video bajo demanda.alcatel

Enrique González, gerente del Centro de Competencia de Redes Inalámbricas para Alcatel-Lucent México, precisó que los tres principales caminos tecnológicos para atender la demanda de datos móviles son: disponibilidad de más espectro; despliegue de nuevas generaciones en la tecnología de acceso como 4G-LTE y  la introducción de Small Cells en la creación de redes móviles heterogéneas.

González señaló que la combinación de tecnologías permitirá que los operadores tenga la capacidad de proporcionar servicios diferenciados e incluso de marketing personalizados a los usuarios.

Se estima que a la fecha, la infraestructura de cobre en todo el mundo representa 1.5 billones de casas conectadas, de manera que el fabricante propone el uso de sus soluciones para optimizar el funcionamiento de la infraestructura existente para llegar a más usuarios y dar mejor y mayor capacidad de banda ancha.