Cloud Finder ayuda a simplificar el proceso de búsqueda de soluciones en la Nube, compartiendo información de las mejores prácticas y estrategias para la implementación de cómputo público en la nube.

infor logoLos servicios en la nube son una de las tendencias tecnológicas más fuertes de los últimos años.  Empresas de todo el mundo han creado sus nubes privadas para ganar agilidad y flexibilidad en la prestación de servicios a sus usuarios.

Actualmente en México, de acuerdo con IDC, 43% de las empresas medianas y grandes ya cuentan con soluciones en la nube, por lo que la integración de cloud computing se ha convertido en una práctica común. Por otra parte, la inversión en soluciones en la nube registró un crecimiento de 33%, dicho incremento representó un monto superior a los registrados por la compra de software, hardware y servicios, en gran parte debido a la decisión del Sector Público por realizar una fuerte adopción de tecnología.

Asimismo, las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) podrían representar el motor de cambio hacia la nube, un ejemplo de esto se vive en México, ya que de acuerdo con datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) al final del presente sexenio existirían 5 millones de unidades económicas, desde las 4.4 millones de unidades que existen actualmente. De dicho universo y tomando en cuenta cifras de tendencia de The CIU, por lo menos 30% de las empresas son susceptible de adoptar tecnologías de cómputo en la nube en el corto plazo. En la actualidad, alrededor de 243 mil microempresas son ya usuarias intensivas de tecnologías de la información y comunicación, incluyendo la de cloud computing.

Es así, se observa una búsqueda constante del sector PyMEs por integrar estrategias y contar con socios capaces de proveer infraestructura o software que les permita trabajar al nivel de las grandes empresas, sin tener que hacer fuertes inversiones. Sin embargo, a la hora de encontrar un prestador de servicios en la nube, muchos no saben dónde buscar.  Sus únicas opciones son las que han oído de alguien más, sin saber claramente, si esos proveedores se enfocan en los servicios que la empresa está buscando y necesita, o si cuentan con presencia en la región o en el mercado local.

Cualquier empresa es apta para implementar estrategias de cloud computing y sólo basta con buscar la optimización de las aplicaciones tecnológicas y una mayor agilidad en el procesamiento de la información. La decisión de las empresas es un tema de costos y de madurez en el uso de mejores prácticas, así como el nivel de medición de los servicios que ofrecen y la información que necesitan compartir y almacenar para su manejo.

En la medida en que las áreas de TI estén debidamente asesoradas y tengan una mejor visibilidad de los beneficios que se pueden obtener, entonces podrán considerar usar los servicios de la nube, para hacer más eficiente la operación y obtener una mayor rentabilidad en los costos operativos.

Para facilitar esa búsqueda, se creó el programa Intel Cloud Finder, un sitio web donde los proveedores de servicios exhiben sus capacidades y cubrimiento regional y ayuda a simplificar este proceso con herramientas y recursos online que pueden reducir un largo proceso de investigación y compartir información acerca de las mejores prácticas y estrategias para la implementación de un modelo de cómputo público en la nube.

Se colabora con los principales proveedores de servicios en la nube, para ofrecer una amplia evaluación de sus servicios con relación a los criterios esenciales como: la seguridad, uso, calidad, disponibilidad, tecnología y los aspectos específicos del negocio.

Este esfuerzo ofrece arquitecturas de referencia para los clientes que desean acelerar la construcción de infraestructura en la nube.  Dichos recursos y herramientas online dan a los tomadores de decisiones de TI la información que necesitan para planear, ya sea la construcción de una nube privada, o la adopción de servicios de nube pública.

El cómputo en la nube es un tema ya conocido. De acuerdo con los líderes de la industria se espera un crecimiento exponencial que tendrá en 2015 más de 3 mil millones de usuarios, lo que revela que estos servicios se han convertido en una necesidad y una tendencia que no puede ser relegada. Seleccionar al mejor proveedor es una tarea vital, pero no necesariamente complicada.