Cuando usted necesita expandirse o cambiar rápidamente, el software como servicio ofrece grandes posibilidades en ese sentido.

Lo más probable es que su negocio ya haya entrado en contacto con el modelo de informática en Nube de alguna manera. Quizá usted haya recurrido a un proveedor de servicios de Nube pública para aprovechar el software alojado en ella y la capacidad de adecuación de ese software a sus necesidades comerciales particulares. Cuando usted necesita expandirse o cambiar rápidamente, el software como servicio ofrece grandes posibilidades en ese sentido.

Nubes públicas y privadas

Las Nubes públicas han resultado muy convenientes para muchas empresas en los últimos años. Pero vale la pena que se pregunte si sería mejor que usted y su negocio adopten el modelo de Nube privada. De ser así, ¿cómo podría implementar una Nube privada? Si bien la informática en la Nube resulta atractiva y prometedora, es posible que su empresa desee seguir alojando algunas aplicaciones de manera local, en especial cuando su grado de criticidad es alto (como son los datos de inteligencia comercial) o cuando se trata de datos críticos. 

Soluciones de infraestructura aptas para la Nube  

Cualquier empresa puede aprovechar los beneficios de la Nube –costo, velocidad y mejor utilización de activos- en un Centro de datos con entorno de Nube privada. La infraestructura física para Centros de datos que ofrece APC by Schneider Electric, diseñada a partir de módulos escalables y estandarizados, permite configurar un Centro de datos con entorno en Nube privada, para admitir cargas virtualizadas con rentabilidad y eficiencia.

Nuestra infraestructura en nube se dimensiona adecuadamente y admite la expansión gradual dinámica de las cargas y las aplicaciones modulares. 

Las soluciones InfraStruxure para la Nube consisten en componentes estándar y repetibles que incluyen unidades de enfriamiento InRow, estas unidades pueden suministrar enfriamiento dirigido a medida que las concentraciones de calor se desplazan con las cambiantes cargas virtualizadas.

Aprovechando las ventajas de la modularidad, las empresas pueden expandirse en la medida que lo necesitan. El modelo de modularidad abarca el nivel de los dispositivos y el nivel de los subsistemas informáticos.

La Nube híbrida, otra opción 

Una tercera opción es la nube híbrida, un modelo en el que se trabaja simultáneamente con nubes privadas y públicas. Se puede alojar en una nube pública el excedente de carga durante períodos de gran exigencia en la actividad comercial. En ese caso, tendría una nube privada para hacer frente a los requisitos operativos promedio, y recurriría a una nube pública cuando la necesite, en lugar de sobredimensionar el centro de datos y que este opere a la mitad de su capacidad.