El mercado de consumo es como un ecosistema, hay lugar para miles de accesorios para transportar, complementar, actualizar, cuidar, proveer de energía y mejorar el funcionamiento los gadgets en la cima de la pirámide.

La comunicación ha sido inherente a las sociedades humanas desde su inicio, así también el entretenimiento. Es un hecho que ambas son necesidades sociales pero, dados los usos que ahora les damos, podrían considerarse también un accesorio de vestir cuando se trata de trasladarnos; si no es así, ¿por qué muchos de nosotros nos sentimos “desnudos” cuando salimos de casa sin el celular o de viaje sin un reproductor de música?

 

Durante miles de años la comunicación, el entretenimiento y el transporte han evolucionado gradualmente, se fueron volviendo más sofisticados e universales a lo largo de miles de años hasta hace un par de décadas en las que este crecimiento gradual se volvió exponencial; aunque la comunicación, el entretenimiento ni el transporte han cambiado su objetivo en esencia, las aplicaciones de éstos los han transformado completamente. Estos tres factores se combinan constantemente en el ritmo de vida del hoy para dar pie al concepto que marca la tendencia actual en casi todos los aspectos de la vida del hombre moderno: la movilidad.

 

Uno de esos aspectos es la tecnología, en la cual la movilidad define también las nuevas tendencias de comunicación y entretenimiento de la siguiente manera:

 

Los gadgets que comunican

Mantenerse en contacto es la promesa principal de las redes sociales, así como la información instantánea es del Internet. Saberlo antes que nadie o compartirlo todo en tiempo real no sucede únicamente cuando nos damos la oportunidad de sentarnos detrás de un escritorio, así que cuando encontramos la manera de unir esto con la telefonía móvil, se convirtió en un éxito seguro.

 

Los teléfonos móviles inteligentes o smartphones son la integración  lógica entre servicios y necesidades, y se fortalecen día a día en el mercado mundial.

 

No es de sorprendernos que en la última edición del Consumer Electronic Show (CES) en La Vegas, un smartphone se haya llevado el premio al mejor dispositivo del evento, aun habiendo categorías de productos tan diversas como sus usos.

 

Los gadgets que entretienen

Siguiendo la línea de la movilidad, los pasatiempos llegaron a los medios digitales. Obtener entretenimiento de los nuevos dispositivos es rápido y se puede hacer en cualquier lugar y en todo momento.

 

Los reproductores de música, libros electrónicos y las consolas de videojuegos portátiles son el remedio ideal para cualquier momento de aburrimiento y tienen la ventaja de tener opciones para casi cualquier público, siempre y cuando se carguen con los gustos personales del usuario.

 

Cada vez las interfaces de estos dispositivos son más simples de manipular y se enriquecen de otras tecnologías como el 3D en videojuegos móviles.

 

Los que lo tienen todo

No es novedad que los gadgets más populares combinen la movilidad con comunicación y el entretenimiento, siendo éstos híbridos los dispositivos líderes, por lo menos en la mente de los usuarios: las tabletas electrónicas y computadoras portátiles ultraligeras, un nicho en el que nos hemos preocupado por ser innovador ofreciendo nuevos productos con tecnología de punta para satisfacer las demandas más exigentes de los consumidores.

 

Estos gadgets lograron combinar las nuevas tendencias para crear las nuevas tecnologías que ahora son el objeto de deseo de unos y la adquisición más preciada muchos otros, millones de otros.

 

El mercado de consumo es como un ecosistema, cuando una especie domina hay otras que sobreviven en función del más fuerte, y es aquí donde hay lugar para los miles de accesorios para transportar, complementar, actualizar, cuidar, proveer de energía y mejorar el funcionamiento de aquellos gadgets en la cima de la pirámide. Por ejemplo, existen miles de modelos de fundas de materiales más durables, kits de limpieza especializados, cargadores inalámbricos, interfaces externas como teclados o bases, adaptadores para conectarlos a otros dispositivos y una infinidad de complementos o aplicaciones útiles o divertidas para circular la experiencia.

 

Al mismo tiempo que las tendencias se convierten en innovaciones, las tecnologías que las soportan mejoran, como las redes de comunicación, interfaces táctiles o sistemas operativos más eficientes y poderosos, lo que a su vez permite desarrollar las siempre nuevas panaceas de la tecnología humana.

 

Es muy probable que sigamos teniendo las mismas necesidades básicas desde el inicio de nuestros tiempos pero tenemos la fortuna de que una de ellas sea la necesidad de innovar.