Conozca estrategias para mejorar la experiencia de los usuarios de hoy en día.

 

A lo largo de Latinoamérica, el sector financiero ha presentado diferentes cambios. Por un lado, la recuperación económica permitió que los niveles de ventas por canales digitales en México aumentaran por encima de los registrados en el escenario prepandemia, con valores cercanos a los $401,000 millones de pesos. Por otro lado, los usuarios se están relacionando de manera diferente con la banca, obligando al sector financiero a modernizarse y permitirles gozar de sus servicios a distancia. Sin embargo, las sucursales bancarias siguen siendo clave para la inclusión financiera y la accesibilidad de diferentes poblaciones al crédito. banking photography website blog associate customers 1280x720

 

En la actualidad, el usuario es mucho más demandante, lo que impone un reto mayor para la banca, que debe buscar contantemente mejorar y actualizar sus servicios tanto físicos como digitales. Siendo así: ¿cómo pueden promover los bancos el uso de sus sucursales sin morir en el intento? Estas son tres estrategias que se pueden implementar en el sector:

 

El cliente será siempre la prioridad: Las sucursales deben estar pensadas para los usuarios. Por ello, las entidades deben considerar si la experiencia presencial representa un desgaste para sus usuarios y cómo eso podría, a su vez, impactar en la adquisición de nuevos clientes.

 

Para mejorar la experiencia dentro de las sucursales físicas, las entidades pueden buscar una solución que permita programar citas de manera inteligente, agilizando procesos y permitiendo alinear el personal con la demanda de los clientes, de una manera precisa. Reflexis Appointments, de Zebra Technologies, es el sistema que ofrece filas virtuales y alertas sobre la ocupación del sitio, comunicaciones móviles seguras para coordinar citas, así como un análisis robusto que proporciona información sobre la efectividad de las citas en sucursales. Esta permite a los clientes agendar fácilmente sus citas buscando entre tipos de servicios, ubicaciones y otras variables importantes. Una vez que los clientes reservan sus citas, los gerentes de las sucursales pueden ver rápidamente todas las reuniones programadas y asignar o reasignar citas al miembro del equipo correspondiente.

 

Optimización y productividad, factores clave para el 2022: Es importante comprender cómo el personal de la sucursal gasta su tiempo y qué tan eficazmente está enfocando su trabajo. Se estima que los gerentes pueden dedicar hasta 15 horas a la semana a crear horarios de trabajo para el personal. Al ser un trabajo manual, en lugar de generar valor en la empresa, resta tiempo estratégico que podría ser usado en otras actividades que generarían más valor para el usuario, ya que los gerentes tienen que editar los horarios manualmente, administrar las llamadas y asegurarse de que la sucursal cuente con el personal adecuado para satisfacer la demanda de los clientes.

 

Para contrarrestar este problema, la solución ideal es buscar un sistema que permita automatizar la programación de los empleados. Reflexis ONE for Banking es una plataforma unificada y móvil diseñada para optimizar el personal de las sucursales, la programación de los empleados, la gestión de la ejecución de las sucursales, las comunicaciones internas seguras y el establecimiento de citas. Esta solución les permite a los bancos garantizar que el personal adecuado esté en el lugar correcto, enfocado en las actividades correctas en el momento adecuado, reduciendo los costos, mejorando la ejecución y aumentando los ingresos de la red de sucursales.

 

Tecnología al alcance para una mejor experiencia: Es posible que las entidades bancarias conozcan lo que pueden ofrecer a los clientes en las condiciones actuales, pero ¿conocen las verdaderas necesidades de sus sucursales? Incluso antes de la pandemia, los consumidores ya eran conocedores de los canales virtuales y estaban más comprometidos digitalmente. Por esto, la participación omnicanal se ha acelerado aún más en los últimos meses. Los usuarios esperan experiencias sin barreras, ya sea que inicien la interacción en línea, con el centro de llamadas o en una sucursal.

 

La tecnología móvil en estas sedes físicas también es clave para modernizar otras interacciones con los empleados y los clientes en persona y garantizar un servicio sencillo en todos los canales. Por ejemplo, los empleados armados con tablets para reducir filas pueden ayudar a cerrar la brecha entre las diferentes experiencias a las que están expuestos los usuarios y garantizar un servicio más rápido.

 

Si bien muchos bancos están creando roles más flexibles o universales para administrar de manera más amplia la actividad clave de las sucursales, deben prestar más atención a la elaboración de este tipo de estrategias, diseñadas y pensadas para facilitarle la vida a un usuario que es cada vez más exigente con sus experiencias y es ahora también un nativo digital. No importa cómo las entidades decidan modernizar las operaciones y utilizar los recursos, la clave es implementar herramientas que ayudarán a mejorar el nivel de satisfacción de los clientes, así como de los colaboradores.