Grupo Surman comparte algunos consejos para manejar de manera segura en carretera.

 

Ya falta poco para Semana Santa y muchos de nosotros vemos la oportunidad de escaparnos unos días y pasear por México. Pensando en ello, te compartimos algunos tips para manejar seguro durante las vacaciones. unnamed 8

 

* Revisa tu vehículo: Una de las reglas fundamentales antes de salir de viaje es revisar el estado de nuestro coche: neumáticos, líquido de frenos, niveles de agua y aceite, etc., así que, asegúrate de que todo esté en orden para evitar problemas durante las vacaciones. No olvides llevar tu licencia, seguro de accidentes y revisar que vayan los elementos necesarios en caso de avería: triángulo de emergencia, chaleco reflectante, gato, correas, herramientas y juegos de luces, llanta de refacción entre otros.

 

* Planifica la ruta: Para evitar cualquier imprevisto, lo mejor es hacerse una idea de cuál es el camino que se va a tomar. Conocer de antemano dónde están las áreas de descanso o la ubicación de las gasolineras evitará que el viaje sea tedioso.

 

* Equipaje: Recuerda llevar únicamente lo imprescindible. Así, evitarás el exceso de peso en tu vehículo, además, no olvides que debe ir en su totalidad en el maletero, para que no afecte en absoluto tu visibilidad como conductor.

 

* Respeta las normas de seguridad: Aunque parezca evidente, nunca está de más recordar normas tan básicas como respetar los límites de velocidad, la distancia de seguridad o mantener la mirada en la carretera.

 

* Maneja seguro: Una regla fundamental es el de no utilizar el celular mientras manejamos bajo ningún concepto, ya que nos distrae de nuestra posición de piloto, dejando todo listo para que se produzca un accidente. También debemos de usar siempre los cinturones de seguridad, los niños deben ir sentados atrás y siempre debemos de respetar las velocidades máximas, además de viajar siempre con las luces bajas.

 

* Realiza descansos: Una vez en el coche, recuerda que en cualquier viaje largo debemos realizar descansos cada dos horas o 200 km para evitar que el cansancio o fatiga afecten a nuestra conducción. Si viajamos acompañados, puedes turnarte con otros conductores cada vez que pares a descansar. Pero eso no es todo, evita desvelarte una noche antes de salir a carretera el descanso previo al manejo es igual de importante.