Administración simplificada, alto rendimiento y eficiencia en ahorro de costos, deben ser las principales características de este tipo de soluciones tecnológicas.

pilar_garcia_oracleHoy en día para la mayoría de las empresas el activo más valioso es la información. Apoyadas en servidores de información, las organizaciones buscan sacarle el mayor provecho a las aplicaciones (bases de clientes, sistemas de facturación, proveedores, Web, correo electrónico) y tener un excelente manejo de la administración de los datos a través de procesos de trabajo simples y con una inversión que garantice el costo-beneficio de la implementación.

 

Los servidores deben brindar agilidad operativa, rendimiento, gestión simplificada y disponibilidad que soporten operaciones de misión crítica.

 

La adopción de servidores ha ido incrementando, principalmente la de servidores virtualizados, con software que garantice seguridad de la información y prevención de los ambientes informáticos, es una tendencia que las organizaciones actuales consideran para reducir costos, incrementar productividad y optimizar recursos.

 

La virtualización se ha convertido en una prioridad por los beneficios que arroja, especialmente por la consolidación de servidores que ofrecen la mejor disponibilidad de la información y reducción de los costos de adquisición de equipo, entre otras ventajas.

 

En la actualidad encontramos propuestas de servidores basados en plataformas abiertas que permiten la integración y compatibilidad de software de diversos fabricantes para facilitar la gestión de la información en los centros de datos.

 

Una característica que da pauta a considerar una nueva era en el mercado de los servidores es la preconfiguración con software para el cómputo en la nube, que brinde una reducción de costos y elimine la complejidad de ejecutar software empresarial para satisfacer las necesidades de aplicaciones complejas de misión crítica.

 

A través de Cloud Computing, las organizaciones pueden tener alta disponibilidad en sus servicios, una mejora en la administración de su información en el centro de datos, así como una agilidad en la respuesta de los requerimientos de TI para el negocio.

 

Los servidores de siguiente generación ahora pueden convertirse en la base para proveer servicios de TI basados en la nube con alta eficiencia, calidad de servicio, capacidad de respuesta, pago por uso, escalabilidad elástica, seguridad y cumplimiento.

 

Otro factor de relevancia es la evolución de los procesadores basados en múltiples núcleos que componen estos sistemas, que brindan una rapidez de procesamiento y permiten la escalabilidad para implementar el número de servidores que la organización requiera dentro de su estructura de TI.

 

Las características a considerar en la adopción de servidores son:

  • Alto Rendimiento. Con la integración de procesadores veloces, los centros de datos pueden incrementar su potencia para la administración de la información.
  • Escalabilidad. Capacidad de ampliación de acuerdo a las necesidades informáticas que el negocio requiera.
  • Rentabilidad. Equipos con mínimos requisitos de enfriamiento, espacio y potencia, con una mayor facilidad de manejo.
  • Integrales. Construidos con componentes redundantes para una conexión e intercambio simplificado, los servidores ofrecen variedad para la selección de sistemas operativos y fiabilidad en la operación.
  • Responsabilidad ecológica. Con una eficiencia energética que ayuda a conservar el medio ambiente.

Con estos puntos el centro de datos puede alcanzar un diseño compuesto por una base sólida basada en servidores que maximizan la inversión y ayudan a atender cualquier  requisito actual o a futuro de la empresa. Los resultados serán: mejores costos, reducción de espacio, sustentabilidad, alto desempeño e integración del sistema.