Como un novato emprendedor será necesario que trabajes en tus conocimientos para ser más competente, sumado a que deberás escuchar a gente experta para evitar caer en los errores comunes, además necesitarás habilidades que te ayudarán a crecer personalmente y enfocarte a llevar a tu empresa al éxito.

 

Emprender es un reto complejo pero posible. Se trata de apostar todo a un proyecto y dejar de lado las opciones laborales que el mercado ofrece. Por ello, es imprescindible que cuentes con algunas habilidades y conocimientos que te permitan enfrentarte y hacer menos duro el camino de abrir una empresa. entrepreneur

En la actualidad, México es el segundo país con el mejor entorno para emprender en Latinoamérica, sólo por debajo de Argentina, de acuerdo con el Monitor Global de Emprendimiento 2019 (GEM, por su siglas en inglés). El análisis elaborado por Babson College y London Business School, señala que nuestro país cuenta con la infraestructura pública, educación y funcionamiento del mercado interno para que las condiciones sean positivas para alguien que busca crear un negocio.

Ser competente y tener el conocimiento tecnológico o científico es sin duda una parte fundamental para comenzar a emprender. No obstante, existen ciertas habilidades que pueden orientar tus conocimientos y convertirlos en armas para triunfar en un mercado tan competitivo como el actual.

Como un novato emprendedor será necesario que trabajes en tus conocimientos para ser más competente, sumado a que deberás escuchar a gente experta para evitar caer en los errores comunes, además necesitarás cinco habilidades que te ayudarán a crecer personalmente y enfocarte a llevar a tu empresa al éxito:

Pasión

Todo emprendimiento comenzó con una idea, pero si ésta no va acompañada de pasión, será difícil materializarla. Debe existir un interés personal, social y económico para que te aferres a cumplir tu sueño. Sin esa chispa, no tendrás la motivación necesaria para aguantar desmañanadas y desvelos a la hora de lanzar tu negocio. Además de que si a ti no te apasiona, seguramente a tus clientes tampoco.

Toda visión empresarial refleja los sueños y propósitos de su fundador, ya sea poner un producto al alcance de todos u ofrecer las mejores vacaciones a las personas... Un negocio al que no se le meta pasión seguramente se estancará y posiblemente desaparecerá, por esto es crucial emprender algo que nos haga felices y eso se transmitirá a nuestros clientes.

Perseverancia

Emprender tiene sus sacrificios, por lo cual es vital que la perseverancia forme parte de los valores de tu vida diaria. En el camino a crear un negocio seguramente encontrarás obstáculos: ventas bajas, pérdidas, mal flujo de efectivo, conflictos con tus socios, tus empleados, dominio de la competencia, entre muchos otros. Sin embargo, si eres perseverante podrás salir adelante y buscarás las formas o métodos para eliminar o reducir las adversidades y aprenderás de tus errores.

El fundador de la franquicia de comida KFC se enfrentó a la frustración tras el incendio de su primer restaurante. La perseverancia siempre va acompañada de paciencia. Si un día te fue pésimo en el negocio, no pasa nada, levántate temprano, meditalo y empieza de nuevo. Si no cerraste a un cliente potencial, no te enganches, déjalo ir y busca otro.

Tenacidad

Por definición la tenacidad es firmeza, obstinación y constancia para cumplir un objetivo de la manera más óptima, además de ser uno de los rasgos que ha hecho que el ser humano prospere y mejore su calidad de vida. Por ello, es tan importante que tú como emprendedor tengas esa fuerza y empeño para no desistir en eso que quieres conseguir.

El emprendedor tenaz busca obtener el éxito a través de la constancia, de luchar por sus ideales, pero es flexible en la medida en que los cambios puedan ayudar a asegurar un futuro positivo de su empresa.

Liderazgo

El liderazgo es una habilidad que involucra responsabilidad, autoridad y correcta transmisión de ideas y órdenes. Al tener a otras personas a tu cargo, debes contar con la capacidad de influir en ellas y apoyarlas para que lleven a cabo sus tareas en busca de un objetivo común.

Para que seas un buen líder tienes que equilibrar tus intereses personales con los grupales. Hay personas que tienen tanto carisma que contagia su entusiasmo y ganas de progresar a todo el equipo que tienen a su cargo. Busca ser una de ellas.

Capacidad de adaptación

Durante tu travesía seguro trabajarás como el vendedor, maquilador, administrador y hasta el publirrelacionista de tu propia empresa. Por esto, debes adaptarte a los cambios de tu compañía y a los del mercado.

Es necesario que seas abierto a probar nuevas cosas con tu negocio y no te limites, recuerda que los emprendedores que triunfaron son aquellos que se adaptaron al mercado tan cambiante.

Vender por internet, probar otra línea de negocio o productos, así como buscar nuevos mercados, son algunos de los cambios a los que te debes enfrentar, por lo que tienes que tener la capacidad de adaptarte a ellos.