Los equipos de RH pueden aprender de los expertos digitales de la compañía y, a la vez, ayudar a desarrollar la mentalidad digital de la empresa. Las organizaciones deben integrar análisis e informes como parte de la plataforma digital. 

La función del área de RH ha evolucionado progresivamente durante décadas de la automatización a la integración, a la interacción y al rendimiento. Dado que el “rendimiento” se ha convertido en el tema dominante, los directores de RH necesitan buscar maneras no solo de empoderar a los empleados, sino de empoderarlos de forma inteligente.

El empoderamiento de los empleados en una estrategia de gestión de RH busca otorgarles cierto grado de autonomía y responsabilidad para tomar decisiones respecto a sus tareas específicas, además de proporcionarles las herramientas y recursos necesarios para tomar decisiones con confianza en el trabajo, sin supervisión. El empoderamiento de los empleados con inteligencia artificial (IA) es una estrategia a largo plazo para digitalizar los recursos de RH; ayuda a los empleados a ser más eficientes, productivos y precisos para tomar mejores decisiones. El empoderamiento inteligente busca reducir o eliminar el trabajo tedioso y repetitivo a través de la automatización mediante la IA. Esta estrategia implementa inteligencia automática para crear nuevas oportunidades y empoderar a la empresa, a los clientes y a los empleados. TCS Recursos Humanos

Existen múltiples estrategias para empoderar a los empleados: la digitalización de RH es una de ellas. Los empleados se empoderan a través de una matriz de autoridad predefinida, la canalización automática de los flujos de trabajo, autorizaciones automáticas basadas en reglas predefinidas, la automatización de las actividades repetitivas, consultas de los empleados mediante chatbot conversacional, la personalización de las herramientas de RH, notificaciones inteligentes, funciones de acciones rápidas, facilidad de navegación, libertad de retroalimentar, y la plataforma social organizativa para colaborar y tomar decisiones. Aquí intentaremos entender cómo la digitalización de los RH empoderará a los empleados de forma inteligente.

De acuerdo con el informe “Rewriting the rules for the digital age” (Reescribir las reglas para la era digital) sobre las tendencias del capital humano publicado por Deloitte en el 2017, el ritmo acelerado del cambio en los negocios, la economía y la sociedad exhorta tanto a las empresas como a los departamentos de RH a adoptar reglas nuevas para liderar, organizar, motivar, interactuar y gestionar a la fuerza laboral del siglo XXI.

Lo anterior significa que los equipos de Recursos Humanos deben asumir el reto doble de, por un lado, transformar las operaciones de RH, y, por el otro, transformar a la fuerza laboral y la manera en que se realiza el trabajo. El empoderamiento inteligente ayuda a los empleados a ser más eficientes y tomar mejores decisiones, mientras que las herramientas inteligentes amplían las capacidades humanas. Diseñar aplicaciones fáciles de utilizar y considerar la experiencia del usuario de principio a fin son nuevas disciplinas de RH que combinan las ideas creativas con las aplicaciones, el video, los medios sociales, las herramientas de interacción/colaboración y las tecnologías móviles. Los elementos de RH digitales que unifican lo social, la movilidad, el análisis y las tecnologías en la nube, representan una nueva plataforma para mejorar la experiencia de los empleados y de los candidatos. Aunque los proveedores de soluciones HRMS (sistema de gestión de RR. HH.) ofrecen las mejores soluciones en su tipo y una nueva plataforma digital de RH, las compañías deben elaborar sus propias estrategias y programas digitales de esta área.

Como se menciona arriba, el empoderamiento inteligente, a diferencia de las políticas rígidas y controles del pasado basados en los flujos de trabajo, promueve una participación más emprendedora y responsable, en la cual las actividades redundantes se eliminan sistemáticamente y se fomenta un enfoque en la creatividad y el intelecto para gestionar las excepciones y las actividades relevantes para la empresa.

A diario utilizamos, interactuamos e incluso nos dejamos influir por el aprendizaje automático. Cantidades enormes de datos se generan y almacenan cada segundo. El cómputo escalable es más fácil que antes gracias a la nube, y todos pueden acceder a los algoritmos para probarlos y aprender. Pero imagina qué sucedería si la inteligencia automática permitiera a tu organización pensar, actuar y trabajar de manera diferente. El empoderamiento inteligente puede considerarse una aplicación de empoderamiento de empleados a través del aprendizaje automático para:

  • Interactuar con los clientes: Si mejoramos la experiencia, la satisfacción del cliente y la imagen de la marca, los resultados serán evidentes.
  • Empoderar a los empleados: Si empoderamos a los empleados a través de una cultura de alto rendimiento y brindamos acceso a los datos y a los activos analíticos, podemos acelerar la entrega, mejorar la calidad y promover la adopción y satisfacción de los usuarios.
  • Optimizar las operaciones: Con un mejor conocimiento de los procesos actuales —fabricación, ventas, mercadotecnia y finanzas, entre otros— podemos optimizar y reducir los costos.
  • Transformar los productos: Las organizaciones flexibles e innovadoras están mejor preparadas para ofrecer productos y servicios rápidos y adaptables. Las organizaciones pueden utilizar la tecnología para presentar una propuesta de valor innovadora al mercado y a sus clientes.

Las organizaciones deben adoptar ideas creativas y aplicar un enfoque ágil que integre RH, tecnología, empleados y directores empresariales en el proceso. Para empoderar a los empleados, los equipos de RH pueden aprender de los expertos digitales de la compañía y, a la vez, ayudar a desarrollar la mentalidad digital de la empresa. Las organizaciones deben integrar análisis e informes como parte de la plataforma digital. Asimismo, deben proporcionar información y análisis en tiempo real a los gerentes y directores para reducir el tiempo dedicado a los informes y aumentar el tiempo que los RH y los directores dedican a analizar los datos y resolver los problemas.