La IA tiene la función de identificar que es lo más importante que se debe hacer en los procesos. Esa es la herramienta que todas las compañías buscan. 

 

Vijay SundaramLos trabajos repetitivos quedarán en el pasado. Hoy las empresas apuntan a procesos más eficaces, que mejoren la productividad de los colaboradores y con ello, la competitividad. Reducir actividades repetitivas, facilitar el análisis de gran cantidad de datos, aprendizaje y mejora continua, son algunos de los beneficios de la IA, que no será el sustituto de personas, sino un aliado para colaboradores y empresas por igual. 

Las compañías constantemente buscan mejorar sus procesos y la tecnología es la solución a esa evolución. No solo para optimización del trabajo diario sino también para ofrecer mejores productos y servicios a los clientes, la razón de ser de cualquier compañía. 

Tener la capacidad de acceder a diferentes herramientas informáticas basadas en la experiencia para tomar decisiones en el futuro, mejora la operación de las compañías. La IA, no será el sustituto de los empleados, sino el aliado. Es capaz de remover los procesos repetitivos, lo que les permite enfocarse en las tareas que verdaderamente requieren atención personalizada, trabajos interesantes, desafiantes. La Inteligencia Artificial da ese valor agregado: se encarga de los trabajos repetitivos, en consecuencia, los humanos incrementan su productividad, se mantienen motivados y disfrutan de su labor diaria.

Finalmente, la Inteligencia Artificial también incluye la función de reconocer que es lo próximo que se debe hacer. Aunque una persona siempre puede cometer errores, el reconocimiento de los diferentes escenarios posibles generará que sea más productiva. Además de ser predictiva, la IA tiene la función de identificar que es lo más importante que se debe hacer en los procesos. Esa es la herramienta que todas las compañías buscan. 

Encontrar esa automatización que la Inteligencia Artificial ofrece, puede convertirse en un punto de inflexión entre un negocio exitoso o fallido. Lo que busca una empresa como Zoho en particular es acercar a ese sector soluciones simples y accesibles que permitan especialización y proyectar a una mayor escala cada empresa emergente, consolidar a las ya creadas y explorar grandes posibilidades a las grandes empresas.