En 2020, las amenazas cibernéticas aumentarán en lugar de disminuir, por lo que los negocios deben asegurar que el 100% de su información crítica pueda ser recuperada.

 

Dave RussellDurante 2019, la tecnología ha continuado teniendo un impacto transformador en negocios y comunidades. De los primeros desarrollos del 5G a negocios acostumbrándose a cómo usar la inteligencia artificial (IA), ha sido otro año de rápido progreso.

Desde una perspectiva de TI, hemos visto dos principales modas que continuarán en 2020. La primera es que la nube, tanto pública como on premise, se convertirá en “ciudadanos iguales”. La nube se está convirtiendo en el nuevo modelo de desarrollo, con 85% de los negocios identificándose a sí mismos como usuarios que hoy son, predominantemente, multi-nube o nube-híbrida. En el mismo tema, están los problemas de ciberseguridad y privacidad de datos, los cuales permanecen entre las principales preocupaciones de nube de los tomadores de decisiones de TI. En 2020, las amenazas cibernéticas aumentarán en lugar de disminuir, por lo que los negocios deben asegurar que el 100% de su información crítica pueda ser recuperada.

Aquí están algunas de las tendencias clave de la tecnología que los negocios observarán para tomar ventaja y prepararse para el año entrante.

1.     La adopción de contenedores será más dominante.

En el 2020, la adopción de contenedores llevará a una producción de software más rápida a través de capacidades de DevOps más robustas, y Kubernetes consolidará su estatus como la plataforma por de facto para la estructuración de contenedores. La popularidad de la adopción de contenedores, o “contenedorización”, es impulsada por dos factores: velocidad y facilidad. Los contenedores son tipos de datos abstractos que separan una aplicación desde un sistema operativo. Con contenedores, los microservicios son empacados con sus dependencias y configuraciones. Esto hace más sencillo el desarrollar, enviar y entregar servicios. La moda hacia la multi-nube significa que los negocios necesitan que los datos sean portátiles a través de varias nubes –especialmente los proveedores más importantes — AWS, Microsoft, Azure y Google Cloud. 451 Research proyecta que el mercado de tecnologías de contenedores de aplicación alcanzará los $4,300 millones de dólares para 2022, y que para 2020 más negocios verán a los contenedores como una parte fundamental de su estrategia de TI.

La Gestión de Datos en la Nube aumentará la movilidad y portabilidad de los datos.

Los negocios mirarán hacia la administración de datos en la nube para garantizar la disponibilidad de los datos a través de todos los ambientes de almacenamiento en 2020. Los datos necesitan ser fluidos en las áreas híbridas y multi-nube. Y la capacidad de la Gestión de Datos en la Nube de aumentar la movilidad y portabilidad de datos es la razón por la cual se ha convertido en una industria por sí misma. El Reporte de Administración de Datos en la Nube 2019 de Veeam reveló que las organizaciones se comprometieron a gastar un promedio de $41 millones de dólares en desarrollar tecnologías de Gestión de Datos en la Nube este año. Para satisfacer las cambiantes expectativas de los clientes, los negocios buscan constantemente nuevos métodos para hacer los datos más portátiles dentro de su organización. La visión de “tus datos, cuando los necesitas, donde los necesites” sólo puede conseguirse a través de una estrategia robusta de CDM, así que su importancia no hará más que crecer en el siguiente año.

3.     El éxito y velocidad de los respaldos dan paso a restaurar con éxito y velocidad.

Los acuerdos de niveles de servicio (SLA) de disponibilidad de datos y las expectativas crecerán en los próximos 12 meses. Mientras el límite para las caídas, o cualquier discontinuidad en el servicio, seguirá decreciendo. Consecuentemente, el énfasis en el proceso de respaldo y recuperación se ha movido hacia la etapa de recuperación. El respaldo solía ser retador, laborioso y costoso. Redes más rápidas y dispositivos de destino de respaldo, así como una captura de datos mejorada y capacidades de automatización han acelerado el respaldo. De acuerdo con nuestro Reporte de Administración de Datos en la Nube 2019, casi una tercera parte (29%) de los negocios ahora respaldan y replican aplicaciones de alta prioridad constantemente. La principal preocupación de los negocios ahora es que el 100% de sus datos sea recuperable y la recuperación completa posible, en tan sólo minutos. Al igual que proveer tranquilidad a la hora de mantener la disponibilidad de los datos, un complemento lleno de datos respaldados puede usarse para propósitos de investigación, desarrollo y prueba. Estos datos potenciados ayudan al negocio a tomar decisiones mejor informadas sobre transformación digital y estrategias de aceleración empresarial.

Todo se está convirtiendo en “definido por software”.

Las empresas continuarán eligiendo las tecnologías de almacenamiento y hardware que mejor funcione para su organización, pero el manejo de centros de datos será aún más sobre software. El aprovisionamiento manual de infraestructura de TI se convierte rápidamente en algo del pasado. Infraestructura como Código (Infrastructure as Code: IaC)) seguirán proliferando en la conciencia popular. Al permitir que los negocios generen planos de qué debería hacer su infraestructura, para luego instalarla en todos los ambientes de almacenamiento, IaC reduce el tiempo y costo de proveer infraestructura en múltiples sitios. Los enfoques definidos por software, como IaC y Cloud-Native –una estrategia que utiliza de forma nativa servicios e infraestructura de proveedores de cómputo en la nube– no se tratan solamente de costos. Automatizar los procedimientos de replicación y potenciar la nube pública ofrece precisión, agilidad y adaptabilidad, haciendo posible para las organizaciones desplegar aplicaciones de forma fácil y rápida. Con más de tres cuartas partes (77%) de las organizaciones usando software como servicio (SaaS), un enfoque definido por software hacia la administración de datos es ahora relevante para la vasta mayoría de los negocios.

5.     Las organizaciones reemplazarán, no actualizarán, cuando se trata de soluciones de respaldo.

En 2020, la tendencia de reemplazar las tecnologías de respaldo, en lugar de aumentarlas, ganará ritmo. Los negocios priorizarán la simplicidad, flexibilidad y confiabilidad de sus soluciones de continuidad de negocios en tanto que la necesidad de acelerar los despliegues de tecnología se convierte en algo todavía más crítico. En 2019, las organizaciones dijeron que habían experimentado en promedio cinco interrupciones no planeadas, en los últimos 12 meses. Preocupaciones con respecto a la habilidad de proveedores de legado acerca de garantizar la disponibilidad de datos están llevando a los negocios hacia el reemplazo total de las soluciones de respaldo y recuperación en lugar de aumentar soluciones adicionales de respaldo para usarlas junto con las herramientas heredadas. El camino de no arreglar y actualizar soluciones, para reemplazarlas del todo incluye costos de mantenimiento, falta de virtualización y capacidades de nube, además de deficiencias relacionadas con la velocidad de acceso a datos y la facilidad de gestión. Comenzar de cero les da a los negocios tranquilidad, ya que tienen la solución correcta para satisfacer las necesidades del usuario, siempre.

Todas las aplicaciones se volverán de misión críticas.

El número de aplicaciones que los negocios clasifican como de misión crítica crecerá durante 2020, pavimentando el camino hacia un futuro en el que cualquier aplicación es considerada una alta prioridad. Previamente, las organizaciones se preparaban para distinguir entre aplicaciones de misión crítica y de no- misión crítica. Mientras confían cada vez más en su infraestructura digital, la habilidad de hacer esta distinción es cada vez más difícil. El Reporte de Veeam de Administración de Datos en la Nube 2019 reveló que, en promedio, los tomadores de decisiones de TI dicen que sus negocios pueden tolerar un máximo de dos horas de inactividad de aplicaciones de misión crítica. Pero ¿qué aplicaciones puede cualquier empresa permitirse tener no disponibles por esta cantidad de tiempo? Las aplicaciones inactivas cuestan a las organizaciones un total de $20.1 millones de dólares, globalmente, por ganancias y productividad perdidas cada año, con datos de apps de misión crítica perdidos costando un promedio de $102,450 dólares por hora. La verdad es que cada app es crítica.