Al menos utilizamos 20 aparatos al día que requieren este tipo de energía, tanto en la casa como en el trabajo, pero sabemos cuánta energía consume y el gasto que representan.

En esta época es casi imposible concebir nuestro día a día sin energía eléctrica.

Las actividades diarias como: lavar y planchar nuestra ropa, cargar el celular, la laptop; encender el televisor, aunque sea para escucharlo, mientras hacemos la cena en nuestra parrilla de inducción. Al menos utilizamos 20 aparatos al día que requieren este tipo de energía, tanto en la casa como en el trabajo, pero sabemos cuánta energía consume y el gasto que representan.

TC30PE 2 lifestyle with people

Si se desea ahorrar energía, ya sea por apoyo al medio ambiente o simple beneficio económico, resulta indispensable administrar el uso de nuestros aparatos electrónicos. De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor, lo primero que debemos hacer es identificar a los ‘ladrones de energía’ que son, los aparatos que utilizamos diario y pueden estar consumiendo mucha electricidad.

Casi cualquier hogar mexicano de clase media, tiene en promedio dos televisores, un minicomponente o bocina Wireless, un refrigerador, una lavadora, un microondas, una secadora de cabello, una consola de juegos, una licuadora o procesador de alimentos, una cafetera, un aparato de ventilación, ya sea un ventilador, aire acondicionado o un enfriador de aire, un teléfono y una tableta.

Todos estos productos cuentan con un botón de ‘encendido’ y ‘apagado’, sin embargo, casi todos ellos también cuentan con un pequeño botón rojo que nos indica que el aparato queda en Stand By. Esta función sirve para acceder a tu dispositivo o electrodoméstico de una manera más rápida, pero este modo ‘Espera’ que supuestamente no consume energía, sí la malgasta. Es decir, es como una gotera de energía eléctrica.

Ahora ya existen los focos CFL (que por sus siglas en inglés significa Lámpara Fluorescente Compacta), los cuales con 25 o 30 watts proporcionan la iluminación como uno de 100, sin tal gasto energético, pero basado en esos focos ‘antiguos’ una secadora de cabello, una plancha, la aspiradora y el horno de microondas consumen la misma energía que 12 focos de 100 Watts.

Una televisión de 32-43 pulgadas, en promedio sería como tener 3.5 focos 100 Watts prendidos. Una lavadora equivale a 22 focos de 100 Watts.

A veces, en estos días de calor, cuando llueve en la tarde, en vez de sentir frescura, se siente un tanto bochornoso, por lo que a veces prendemos el Aire Acondicionado, el cual es como tener 12 focos de 100 Watts, o un Air Cooler Honeywell, el cual equivale en promedio a 1.3 focos de 100 Watts, para refrescar.

Quizá a excepción del refrigerador, que debe estar conectado todo el día, el resto de tus aparatos electrónicos y electrodomésticos deben estar completamente desconectados. No basta con apagarlos, pues el sólo hecho de mantenerlos conectados a la corriente hace que gastes energía.

De tal manera que ya sea porque nos preocupamos por los ositos polares o por el ahorro de energía que representa, dejar conectado el cargador del celular (sin estar cargando el teléfono) o mantener permanentemente la computadora encendida puede hacernos gastar hasta dos tercios más en energía eléctrica.