El ERP es una herramienta que las empresas de manufactura automotriz tienen disponible para abarcar los estilos de trabajo, que, aunque diferentes, todavía logran las metas propuestas de trabajo.

José Luqué 2Para entender cabalmente lo grande de la brecha generacional que existe en manufactura, consideremos la evolución de los dibujantes en el mercado automotriz. Hace treinta años, un dibujante automotriz diseñaba salpicaderas, puertas y otras partes del automóvil en dos dimensiones, en un tablero de dibujo con lápiz y papel. Como las salpicaderas guardabarros y las puertas no son planos por naturaleza, hacían falta cortes y proyecciones complejas para lograr el diseño con la suficiente precisión para que el diseñador pueda desarrollar los elementos necesarios para fabricar las salpicaderas, puertas o paneles y ensamblarlos y armar un vehículo terminado.

El rol del dibujante era una profesión elite, para alguien con mucha preparación y que precisaba contar con conocimiento espaciales. Así era entonces.

Avancemos a lo que ocurre hoy en día, todo ese conocimiento esta ahora al alcance de un clic con el mouse. Los dibujantes del sector automotriz ahora diseñan paneles para los vehículos en forma tridimensional por medio del software CAD (Computer-Aided Design), donde se generan automáticamente herramientas de control numérico para diseñar los moldes y troqueles para fabricar las partes. Los conocimientos necesarios anteriormente ahora son obsoletos. Actualmente, muy pocos, si es que alguno, de los diseñadores sabría como dibujar en un tablero de dibujo con papel y lápiz y han desarrollado otras habilidades aprendiendo a diseñar partes directamente en los sistemas de software CAD.

Este ejemplo es una analogía de la brecha generacional que existe en el mundo de la manufactura hoy en día. La vieja generación y los “millennials” han aprendido a realizar las mismas tareas en formas bien diferentes. Sin embargo, es importante recordar que están ambos trabajando hacia la misma meta, diseñar automóviles innovadores que cumplan con las demandas de los clientes y acorde a las normas existentes en cuanto a seguridad, funionalidad y estilo.

Esto no es un reto insuperable para el mercado automotriz, y se comienza utilizando las herramientas y tecnologías que abarcan un entendimiento y respeto por el estilo de trabajo de cada generación. Resulta interesante que uno de los sistemas tecnológicos con mayor potencial para ser útil para unir las generaciones, es uno de los más ignorados: el software ERP de la empresa para la gestión del planeamiento de los recursos.

El uso del sistema ERP para eliminar la brecha generacional en el trabajo

Cuando la organización piensa en cómo eliminar la división generacional, en general la primera solución que surge es incluir oportunidades de capacitación durante el trabajo. La tecnología propia del fabricante automotriz, como el sistema ERP, no está normalmente en la lista para resolver la brecha. Sin embargo, existe una oportunidad única para usar la solución ERP para ayudar a unir a las generaciones en el trabajo impulsando la productividad, la eficiencia y la innovación.

¿Cómo puede ayudar el software? Comparemos el ejemplo del dibujante automotriz con la evolución de los sistemas, ambos han experimentado una progresión similar. Como el dibujante, los sistemas tradicionales, requerían un montón de capacitación, no solo los usuarios debían capacitarse en como navegar los menús y pantallas del sistema, sino en los procesos y flujos de trabajo.

Como estos sistemas ERPs no funcionaban de la misma manera en la que trabajaban las personas, de la misma manera que el dibujante bidimensional no ayudaba directamente al desarrollador de moldes para hacer los objetos en tres dimensiones, el personal tenía que primero aprender a hacer el trabajo, y luego por separado aprender como ingresar, manipular y extraer datos del sistema ERP. Lamentablemente, el sistema ERP tenía el honor de generalmente hacer la vida más difícil, cuando en realidad la intención era hacer la vida más fácil.

De la misma manera que los diseñadores automotrices hoy en día no necesitan traducir diseños bidimensionales al mundo tridimensional, los que ingresan hoy al sector de la manufactura pueden comenzar trabajando sobre la base del sistema ERP para manufactura que ha ido evolucionando en los últimos 20 años con innovación y progreso.

Los frustrantes antiguos sistemas ERP han evolucionado de una herramienta arcaica y altamente técnica a ser un software innovador, atractivo, que ofrece una experiencia tipo consumidor con interfaces de usuario agradables incorporando herramientas de redes sociales, alertas y acceso móvil, inteligencia artificial y todas las tendencias tecnológicas del mundo actual.

En un reporte titulado: “Puede el ERP eliminar la Brecha Generacional”, la empresa analista Mint Jutras pidió priorizar 13 criterios que consideran importante al seleccionar un sistema ERP. El más importante fue “que sea apropiado y sus funcionalidades”, pero la segunda prioridad fue “que sea fácil de usar”. Las empresas entienden que contar con las mejores funcionalidades del mundo en el ERP no tiene sentido si los empleados no pueden entender cómo se usa.

Para resaltar aún más la importancia de un sistema ERP fácil de usar, el reporte revela que los encuestados con edad entre 18 y 36 comentaban que existía el doble de probabilidad de que ellos buscasen otro empleo si el sistema ERP que debían utilizar no era amigable. Cuando la encuesta avanzó aún más en que significaba “fácil de usar”, aparecieron tres conceptos: habilidad para minimizar el tiempo para completar las tareas; navegación intuitiva; y fácil acceso al sistema en todo momento y lugar.

¿Cómo puede el ERP disminuir la división generacional?

Históricamente, solo un grupo seleccionado de empleados tenía acceso o usaba el sistema como parte de sus tareas. Sin embargo, según el reporte de Mint Jutras, hoy en día el 55 por ciento de los empleados lo utiliza, y el 63 por ciento en el caso de organizaciones con soluciones ERP basadas en la nube.

Las empresas de manufactura tienen la oportunidad de usar sus sistemas ERP, que son sin duda la columna vertebral de toda organización, como una herramienta para ayudar a unir a los empleados y cumplir exitosamente con las metas.

Los ERPs son ahora lo suficientemente flexibles para permitir que los usuarios se involucren con el sistema de la manera que les resulte más lógico para ellos. Los proveedores del software ERP se han vuelto cada vez más propensos a lograr un estilo de trabajo único y a mayores expectativas de su lugar de trabajo, y han empezado a innovar de manera de mejorar la usabilidad ocupándose del “look and feel” y de la experiencia en el uso del sistema.

Por ejemplo, un empleado de la generación Baby Boomer probablemente aprendió a hacer su trabajo en uno de los primeros modelos de ERP. Como resultado, seguramente está más cómodo navegando los menús, y pantallas que se parezcan al sistema que el conoce y en el que aprendió a usar. También puede preferir utilizar el sistema desde su computador de escritorio, o en un puesto designado, armado especialmente para interactuar en el software.

Sin embargo, la generación de Millennials, trae distintas expectativas al trabajo. Ellos han crecido con dispositivos móviles y con internet, y están acostumbrados a contar con todo lo que necesitan para conectarse, comunicarse y navegar durante el día directo desde su bolsillo. Esta expectativa se extiende a su vida laboral también y quieren poder acceder a los datos que precisan para hacer su trabajo desde donde estén, ya sea en la oficina, el aeropuerto, la planta o una cafetería.

Con la tendencia hacia la movilización de la fuerza de trabajo, un sistema basado en la nube cuenta con la ventaja considerable que ofrecer a los empleados acceso a los datos e información del ERP en todo momento y lugar. Este mejor acceso también permite que el sistema juegue un rol más importante en la comunicación, colaboración y toma de decisiones en toda la organización.

Además de mejorar la experiencia del usuario con el ERP en dispositivos móviles, la conectividad, funcionalidades de colaboración y mayor visibilidad de las nuevas soluciones ERP cuentan con un mayor potencial que ayudan a disminuir la diferencia generacional.

Las herramientas de comunicación colaborativas ya embebidas en los sistemas ERP, a veces consideradas herramientas “sociales”, facilitan la búsqueda de datos dentro del ERP; esto permite que los empleados customicen la interface de usuarios que desean solo con las herramientas que ellos necesitan; también permite contactar al usuario por medio de email, texto u otra forma para alertarlo en caso sea necesario, por llegada de una factura, despacho del producto o alguna demora; y por último, fomenta una mayor colaboración entre los miembros del equipo con un fácil acceso y mayor transparencia en la información de manera que todos pueden saber el estado de los proyectos y pueden ver si es necesario ayudar antes de que sea requerido.

Aunque el dibujante de hace 20 años puede ahora resultar obsoleto, el sector de la manufactura no estaría hoy donde está si no fuera por su contribución. Lo mismo puede decirse de la evolución del sistema ERP. Sin las primeras “pantallas verdes”, no estaríamos donde estamos ahora, con funcionalidades móviles, e interfaces tipo consumidor que son la puerta de ingreso a cada vez más procesos computarizados accesibles mediante dispositivos móviles.

El respeto del origen de dónde venimos combinado con valorar donde estamos hoy sirve como base sólida para eliminar la división generacional en manufactura. El ERP es una herramienta que las empresas de manufactura automotriz tienen disponible para abarcar los estilos de trabajo, que, aunque diferentes, todavía logran las metas propuestas de trabajo.