Los sistemas basados en COBOL transportan hasta 72 mil contenedores, el cuidado de 60 millones de pacientes, la seguridad de 80% de los puntos de las transacciones de ventas y la conexión de 500 millones de usuarios de teléfono móvil.

miguel_fito_micro_focusTrate de imaginar lo que sucedería si los cajeros automáticos dejaran de funcionar, las transacciones de tarjetas de crédito no pudieran ser procesadas, las compras y las ventas online no fueran reconocidas y los registros de las ventas al por menor se bloquearan, obligando a cerrar a los comercios. ¿Qué haría la sociedad? 

 

Estos y otros ejemplos nos demuestra que más aplicaciones de las que creemos, y especialmente importantes para el desarrollo diario de nuestra vida, no funcionarían sin el lenguaje de programación COBOL (COmmon Business Oriented Language - Lenguaje Común Orientado a Negocios-).

 

Otros datos bastante significativos: los sistemas basados en COBOL son responsables de transportar hasta 72,000 contenedores, el cuidado de 60 millones de pacientes, la seguridad de 80% de los puntos de las transacciones de ventas y la conexión de 500 millones de usuarios de teléfono móvil. Se estima que cada estadounidense medio utiliza Cobol por lo menos 13 veces al día y se calcula que diariamente hay más transacciones procesadas por las aplicaciones COBOL que búsquedas en Google.

 

Sólo la idea de que los cajeros automáticos o los servicios de tarjetas de crédito dejaran de funcionar durante 24 horas, podría bloquear una ciudad entera. Aunque esto es poco probable, podría convertirse en una realidad si los sistemas basados en COBOL dejaran de funcionar un día concreto.

 

Las aplicaciones escritas en COBOL no se encuentran obsoletas ni incapaces de renovarse. Se estima que a nivel mundial, existen más de 200 millones de líneas de este lenguaje en funcionamiento y el lenguaje soporta más de 30 mil millones de transacciones por día.

 

De acuerdo con la consultora Gartner, entre 60% y 80% de las empresas del mundo aún dependen de COBOL para manejar su negocio. Mucho del trabajo ejecutado en estas empresas se sigue haciendo sobre este lenguaje de computación, que se ha ido actualizando a lo largo de 50 años para hacer frente a las siempre cambiantes necesidades empresariales. Con estos datos, y la confianza que la mayoría de las empresas del mundo han depositado en COBOL hasta el momento, es imposible negar su viabilidad y flexibilidad dentro de los negocios. COBOL ha sido y sigue siendo una piedra angular de las aplicaciones críticas de negocio y ha navegado con éxito a través de cada generación de la informática.

 

Entender las necesidades que demandaban nuestros clientes sobre versatilidad  alrededor de COBOL ha sido la motivación que ha movido a Micro Focus, para crear los productos y los servicios especializados durante más de 30 años. Siempre hemos estado a la vanguardia, y Visual COBOL es el más reciente ejemplo de ello. Además, priorizamos en la protección de los sistemas existentes y la fiabilidad del entorno de producción como el objetivo principal de cada lanzamiento.

 

Un equipo de TI con experiencia en COBOL será capaz de entregar de manera eficiente los sistemas de negocios que se pueden mover a plataformas más modernas, que pueda extenderse la vida de las aplicaciones de negocio, o ampliarse para hacer frente a las crecientes expectativas de los clientes. Cuando se trata de TI dedicadas a la modernización, es costoso extraer y reemplazar la estrategia, especialmente en la época de incertidumbre económica en la que vivimos. La demolición de las aplicaciones básicas lleva consigo la destrucción de valiosas inversiones y trae un costo y nivel de riesgo que no puede justificarse. Por este motivo, las aplicaciones se deben migrar a arquitecturas más modernas, como las plataformas de Cloud Computing.

 

Desde sus inicios, las aplicaciones basadas en COBOL se han caracterizado por su flexibilidad y su capacidad de integrar. En la actualidad, esa integración se centra en componentes creados para la red, plataformas JVM o en el Cloud Computing. Este nivel de implementación dice mucho a la longevidad de COBOL, de cómo se ha adaptado a la evolución de las plataformas a lo largo de décadas.

 

COBOL es una apuesta innegable y, sin duda, seguirá desempeñando un papel crucial  en los procesos tecnológicos en los próximos años. La importancia de cualquier aplicación reside en su capacidad de entregar valor añadido al negocio. Así, el lenguaje COBOL ha sido responsable de 50 años de crecimiento empresarial y de innovación, por lo que debemos asegurarnos de que las ventajas que esto comporta sean maximizadas, protegidas y entendidas.