Se espera un crecimiento significativo, ya que las pequeñas y medianas empresas tienen la mayor proporción de empleados en trabajo de campo.

idc.jpg La movilidad es cada vez más una tendencia en las inversiones de TI en las compañías de América Latina, porque ya es considerada como una herramienta para incrementar la competitividad en el ambiente de negocios.

El concepto de movilidad está evolucionando desde la detección de oportunidades de negocio, hacia el concepto de hacer de la movilidad una herramienta estratégica que provee un diferenciador y ventaja competitiva si se ajustan y modifican los procesos clave del negocio.

El estudio Latin America Wireless & Mobile Solutions 2008, realizado por IDC en nivel regional, indica que la ventaja que proporciona la movilidad permite adquirir nuevas oportunidades, retener cuentas existentes a través de un mejor servicio al cliente y penetración de cuenta y mover el punto de decisión acercándolo al cliente final.

El análisis de 460 entrevistas a ejecutivos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México destacó que las pequeñas y medianas empresas tienen la mayor proporción de empleados que trabaja fuera de las instalaciones de la compañía. De manera que se espera una adopción importante de dispositivos convergentes móviles frente al uso de teléfonos móviles tradicionales.

Las empresas buscan mantener la conectividad mientras se visita un cliente o prospecto y el trabajo desde otras localidades son los ambientes principales de los empleados fuera de su oficina. IDC señala que la integración de los dispositivos móviles con capacidades del PBX es la característica principal que se busca cuando se considera invertir en plataformas de movilidad.

La adopción de aplicaciones avanzadas como las versiones móviles de sistemas CRM, ERP o Field Service Automation, se incrementó de manera significativa respecto a 2007. A diferencia del 2007, ya existe más conciencia acerca de la tecnología a seleccionar para soluciones móviles en términos de interface.