El primer trimestre cerró con una base de más de 209.8 millones de nombre de dominio, 2.2% más que el último trimestre del 2010.

En el primer trimestre del año se registraron 4.5  millones de nombres de dominio, cerrando con una base de más de 209.8 millones de nombre de dominio registrados entre todos los dominios de Primer Nivel (TLD), lo que representó un incremento de 2.2% respecto al cuarto trimestre de 2010, destacó VeriSign.

 

Según el Resumen de la Industria de  Nombres de Dominio, los registros crecieron 15.3 millones, esverisign_1 decir, 7.9% año tras año. 

 

Se reporta que, la base combinada de nombres de dominio .com y .net tuvo un crecimiento agregado en el primer trimestre del año, con 108 millones de nombres de dominio registrados; mientras que los nuevos registros de dominio .com y .net sumaron 8.3 millones en ese mismo periodo. El total representó un aumento de 9.2% anual en nuevos registros y un crecimiento de 2.7% frente al último trimestre de 2010. La tasa de renovación de .com y .net en el trimestre fue de 73.8%, más de 72.7% del cuarto trimestre.

 

VeriSign indica que la base de Dominios de Primer Nivel con Códigos de Países (ccTLD) fue de 81.7 millones de nombres, 2.1% más que en trimestre anterior y 5.1% con respecto al año anterior. 

En el último Resumen de la Industria de Nombres de Dominio ofrece algunas recomendaciones contra las amenazas cibernéticas que afectan a los DNS. Ante la creciente ola de ataques DDoS que se desarrollan para sobrecargar un solo destino con tráfico de Internet y que puede llegar a derribar un TLD (que simultáneamente puede causar estragos en millones de sitios y cientos de millones de usuarios). Una protección esencial contra este tipo de amenazas son las DNS Security Extensions (DNSSEC) que resuelven el problema de los ataques "man-in-the-middle", al permitir la autenticación de los datos.

 

VeriSign comenta que con las DNSSEC implementadas en el nivel del servidor-raíz y en los principales TLDs como .com, .net, .org y muchos otros, la integridad del DNS ha dado un paso adelante.

 

Otro elemento fundamental de la seguridad es la disponibilidad. Cuando una red o un TLD dejan de estar disponibles, hay un efecto gradual.

 

Para muchos operadores TLD, servicios de mitigación DDoS de terceros especializados deben ayudar a cerrar la brecha tecnológica en defensa de sus redes contra amenazas y desafíos cada vez mayores.