Las proveedoras de soluciones empresariales deben ofrecer esquemas específicos para las MPyME, y éstas aliarse con instituciones bancarias para el financiamiento de proyectos y capacitación.

Para la industria de Tecnologías de la Información y comunicaciones (TIC), ¿cuál es el verdadero negocio, las grandes cuentas corporativas o el volumen que representan las MPyME?, ¿qué es más conveniente, un escenario altamente competido en busca de algunos contratos o intentar nuevos negocios con un cúmulo de empresas potenciales de la MPyME?

99% de las compañías que operan en México son MPyMEs, 3.3 millones aproximadamente, sólo 30% utilizan una computadora para sus funciones propias del negocio, aseguró la analista de Select Jennefer Ramírez.

Respondiendo a estas incógnitas, Ramírez explicó que el principal reto para la industria consiste en apoyar a los empresarios en entender los beneficios a corto y largo plazo que tiene la inversión en tecnología. “Sectores como bienes al consumidor representan un reto más interesante para el proveedor de servicios y productos, ya que tienen menor acceso a la información sobre las nuevas tecnologías”.

Select estima que 91% de las empresas usuarias de tecnología están fuera del Distrito Federal, de manera que esto representa oportunidades en el mercado nacional de las micro, pequeñas y medianas empresas con estrategias de posicionamiento regional, estatal y municipal. Es necesario establecer un plan de acción identificando las regiones con oportunidad de negocio para cada distribuidor o proveedor en los estados clave de México.  

Asimismo, Jennefer Ramírez comentó hay que tomar en cuenta que este tipo de compañías prefieren adquirir equipo por separado a través de líneas de crédito  que ofrecen los detallistas, en lugar de comprar soluciones integrales que proporcionan el mayor aprovechamiento de la tecnología.Las empresas proveedoras de soluciones empresariales deberán ofrecer esquemas específicos para las MPyME, y éstas a su vez aliarse con instituciones bancarias para el financiamiento de proyectos y capacitación para fortalecer su negocio.

“La adopción de mejores prácticas en el manejo del negocio es otro de los retos. El crecimiento del negocio se basa en la combinación de adopción mejores prácticas e inversión en tecnología”, mencionó Ramírez.

La analista precisó que es evidente la necesidad de invertir más en innovación y en otras mejores prácticas organizacionales, además de tecnología, para llegar a ser compañías de alto desempeño.

select_mypyme.jpg