El asistente personas de los autos de Honda tiene la capacidad de ajustar la música, la temperatura y otros componentes que afectan el estado de ánimo y la atención del conductor en la carretera.

Honda anunció que HANA (Honda Automated Network Assistant), su asistente personal equipado con inteligencia artificial, ya es capaz de leer las emociones del conductor y ajustar la música, la temperatura y otros factores que afectan a su estado anímico y su atención a la carretera. 

AEC670DC 4442 4356 A7A5 BE6E94E1D825El fabricante ha trabajado muchas décadas dedicando importantes esfuerzos a la innovación tecnológica y el desarrollo de sistemas ajenos a la industria de la automoción, de manera que se prepara para la llamada 4ª Revolución Industrial, en la que empleará la inteligencia artificial y «big data» no sólo para crear robots como ASIMO, sino también para diseñar sus automóviles más seguros y personalizados.

Las emociones pueden monitorizarse a través de sensores diseñados para detectar cambios en la respiración o en el latido del corazón, que son indicadores del estado de ánimo del conductor. Asimismo se utilizan cámaras de reconocimiento facial, que “ven” si al conductor se le están cerrando los ojos, si bosteza o sonríe. Por ejemplo, Affectiva, el prototipo de inteligencia artificial desarrollado por el MIT Media Lab, ha acumulado un repositorio de datos de hasta 7 millones de rostros analizados en 87 países diferentes.

Los datos recogidos por los dispositivos de «inteligencia emocional» podrían combinarse con los recopilados por otros sistemas de asistencia a la conducción, como el de control de permanencia en el carril; y compartir esta información con otros vehículos contribuiría a mantener la seguridad en las vías de circulación y evitar accidentes.