La video seguridad sobre IP representa menores costos en infraestructura de cableado, así como ofrece mejores imágenes en calidad.

En la actualidad es común que las empresas tengan sistemas de vigilancia CCTV análogo; no obstante, éstos empiezan a ser obsoletos, por ello se recomienda migrar a plataformas digitales (Internet Provider). Al respecto, TVC en Línea asevera que las compañías deben entender la funcionalidad de sus sistemas actuales y con base en ello, programar la migración hacia tecnologías IP de manera ordenada, paso a paso conviviendo ambas tecnologías.

 

Antes de proceder a la compra de sistemas de seguridad IP que sustituyan los análogos, las empresas deben considerar: 

  • Determinar qué tipo de vigilancia se debe hacer.
  • Dar prioridad a los riesgos y vulnerabilidades de su sitio.
  • Seleccionar una estrategia de migración y que la tecnología se adapte a las necesidades de la vida real. 

Esta transición representa diversos desafíos de tecnologías de la información, de necesidades de infraestructura, de inversiones heredadas y de contradicciones entre ventajas y desventajas.

 

TVC en Línea señala que en el corazón de cualquier plan de migración, sin importar sea conservador o agresivo, la decisión de fondo en un negocio es una: Llevarla a cabo.

 

Una de las ventajas de la migración reside en un menor costo en la instalación para cableados Ethernet CAT 5 y 6, en comparación con el cable coaxial o fibra; así como un aumento en el potencial sobre infraestructura Ethernet.
Por otra parte, los días de almacenamiento en cinta de video, se estima en unos cuantos años habrán pasado a la historia, porque el almacenamiento de información se ha movido a los medios digitales; además, el análisis de video, en modalidades tan simples como detección de movimiento o tan compleja como alertas a determinados tipos de comportamiento humano, dependen del monitoreo por IP.

 

La video seguridad soportada por IP es, tarde o temprano, inevitable y en el fondo benéfica, porque esta plataforma tecnológica permite acceder a mejores imágenes con cámaras IP; situación que se traduce en la introducción de mega pixeles y cámaras de alta definición con sus consecuentes aplicaciones que dependen de una plataforma de nueva generación.